Sin ambición no hay felicidad

Sin ambición no hay felicidad.

No creas que seras feliz al aceptar solo lo que tienes en este momento. Tienes que agradecer lo que tienes –eso es cierto–y debes trabajar arduamente en alcanzar el próximo nivel.

Siempre hay otro nivel.

Una de la maneras mas eficientes para controlar tu vida es darle una dirección. Y le das una dirección cuando dejas que tu ambición te señale el próximo objetivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *