Nunca opaques a tu víctima

Nunca opaques a tu víctima.

Esta es la ley mas poderosa que debes seguir en tu deseo de tener poder y control sobre otras personas.

Y sea que trates de seducirla, manipularla o neutralizar. Dejala sentirse confortablemente superior a ti.

Si deseas impresionarla asegurate que tus acciones no sean tan resplandecientes que él o ella se sienta intimidado por tus talentos. Es mucho más efectivos hacer que tu víctima se crea más brillante que tu.

Si lo haces como parte de un plan específico en muy poco tiempo lo/la tendrás en tu poder.

De nuevo, esta es la ley más importante que debes seguir. No tienes idea de la cantidad de veces que yo he roto esta regla y las consecuencia han sido nefastas.

Elimina tu ego y resiste la tentación de desplegar tus talentos o superioridad en un área. Puede que recibas halagos a tiempo corto pero estas cortando tus posibilidades de éxito en el futuro.

Tu jefe. Tu amigo. Tu victima romántica. Todos ellos son más inseguros de lo que quieren aparentar.

Y si tu les demuestras tu superioridad ellos lo resienten y tarde o temprano te lo harán pagar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *