No le ruegues a nadie

No le ruegues a nadie. No confíes en nadie. No esperes nada de nadie.

Cada vez que le ruegas a alguien tu bajas tu autoestima y pierdes el control de la situación.

Y mientras mas ruegas mas debil apareces en los ojos de aquel o aquella al que le estas rogando.

Porque a nadie le gusta estar enfrente de alguien débil. Sentimos una especie de repugnancia.

Lo que significa que pierdes tu habilidad de obtener lo que quieres mas adelante.

Los mayoría de los seres humanos somos como aves de presa. Cuando sentimos que estamos enfrente de alguien que es más débil que nosotros nuestro instinto natural es el intimidarlos y tomar ventajas. Nos sentimos superiores.

Cuando le ruegas a alguien inmediatamente estas reconociendo que el tiene mas poder.

Recuerda que el tiene una visión distorsionada de su propia realidad y de su propia vida y es mas inseguro de lo que quiere aparentar.

Cuando tu le ruegas a tu jefes, a tu novia o novio, a tu amigo o a tu enemigo despiertas su cerebro reptiliano y pierdes poder porque ahora el ira a la ofensiva.

Y mientras mas le ruegues peor te tratara. Necesitamos personas como tu que están dispuestas a darse su valor en esta sociedad. Tu familia te necesita.

No le rueges a nadie. Valora tu vida, valora tus emociones, valora tu condición de ser humano.

guiate por tus propios valores. Buenos o malos…ellos son tuyos. Deja que tu conciencia te diga lo que tienes que hacer.

Escuchala.

Nada me haría mas feliz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *